3 Razones por las que los Óscares son un fraude

A todos nos gustan los Óscares, ese hermoso evento onerosamente organizado, con alfombras rojas y vestidos de diseñador, en el que se premia a las mejores películas del año, ¿verdad?… ¡Pues no!

Óscares

3 Razones por las que los Óscares son un fraude

De que es oneroso lo es, y de que nos gusta… también. ¿Pero verdaderamente premia a lo mejor del cine? ¿O en realidad condecora a esos estudios, directores y actores, que ya sea por carisma o por… contribuciones especiales… se saben ganar la apreciación de Hollywood?

1- Campañas y Sobornos

Es lindo que nos regalen cosas, que nos inviten a comer, que nos paguen la entrada al cine, ¿quién se podría quejar de semejantes actos de buena fe? Pero cuando esa persona tan sospechosamente amable es un director de cine que quiere que votemos por su película en un concurso, o el representante de algún actor, esa muestra de amabilidad se convierte en el despreciable y antiético compro de nuestro voto.

Pero Elías, esos son puros cuentos. No estés inventado cosas muchos me podrían reclamar.

¡Pues no! ¿Y saben por qué? Porque en esta ocasión tenemos… *chan* *chan* *chan*… ¡Referencias bibliográficas!

Apenas para la segunda entrega de los Óscares, la actriz Mary Pickford decidió que se vería bonita una estatuilla dorada en su sala de estar, así es que invitó a los entonces 5 miembros del comité (ahora son cerca de 6,000) a tomar té… y sí, ganó.¹

Mary Pickford

“Si Mary quiere un Oscar, Mary obtiene un Oscar.”

Y como los estudios no podrían permitir que algún votante se llegara a perder su película, a pesar de que ya de por si mandan tapizar todo California con, le llamaremos “publicidad informativa”, que resalta el valor de sus obras y consideradamente explica el por qué se merecen premios², desde 1955 se hizo costumbre el enviarles de forma personal una copia gratuita de la cinta (en ese entonces literalmente en cinta)¹. De hecho, algunas de estas películas son enviadas antes de que lleguen a cines, y desde las computadoras de los miembros de la Academia es como se han colado a torrents en calidad DVD cuando aún no están disponibles para el público… me han contado… eso sí, con la frase “For your consideration” (Para su consideración) siempre visible en la parte de abajo.

Pero eso no es demasiado malo, ¿verdad? No es como si les estuvieran dando dinero y regalos para comprar directamente su voto… ¿verdad? Aunque no he podido confirmar rumores de relojes Cartier que llegan a las muñecas de los votantes (supongo que a esos niveles el que lo recibe se mete en tantos problemas como el que lo entrega), es una realidad que los estudios han repartido abiertamente regalos más pequeños, como en el caso de la película The Descendants, que regaló a los miembros de la Academia un flamante y de edición especial… Ukulele³.

Ukulele de The Descendants

Sí, un ukulele…

Los anteriores son ejemplos de campañas positivas, cuyo objetivo es alzar el trabajo personal. Pero la comunidad de Hollywood no está exenta de guerras sucias: Nicolas Chartier, productor de la película Hurt Locker, le llamó directamente a los miembros de la Academia para convencerlos de que eligieran su película sobre Avatar de James Cameron, y aunque al productor le fue prohibida la entrada a la premiación, Hurt Locker ganó el Oscar a la mejor película² ³. Por otra parte, cintas como Slumdog Millionaire² y A Beautiful Mind³, poco antes del evento, comenzaron a recibir críticas por explotación infantil y antisemitismo respectivamente, de una forma muy conveniente para sus competidores.

Y si no me quieren creer a mi que las campañas que realizan los estudios (ya sea en publicidad, entrega de regalos o guerra sucia) son más importantes que el valor intrínseco de las películas, ni a los reporteros del NewYork Times, ni de la BBC o Vanityfair, quizá le crean a Denzel. Uno siempre puede confiar en Denzel:

 

2- Los Óscares no ha sido buenos prediciendo las películas que serán históricamente relevantes

Star Wars, la película que impulsó el género de Ciencia Ficción en el cine y se volvió parte inseparable de la cultura de finales del siglo XX e inicios del XXI, aunque fue galardonada con los premios comunes para su género (dirección artística, sonido, vestuario), el Oscar a la mejor película lo perdió contra “Annie Hall”, una cinta que no sería revolucionaria, pero trataba sobre gente de la farándula, con quienes los miembros de la Academia se podían identificar. Y quizá “Annie Hall” sea, en efecto, una buena película. ¿Pero cuándo fue la última vez que comentaron acerca de ella con alguien, si es que siquiera la han visto en algún momento?

Otros filmes que peculiarmente no ganaron el galardón a la mejor película son la vanguardista del género de Fantasía, “The Wizard of Oz“, Pulp Fuction, considerada una de las mejores películas de todos los tiempos, y Citizen Kane, considerada LA mejor película de todos los tiempos. Citizen Kane perdió contra How Green Was My Valley. ¿Habían oído hablar de How Green Was My Valley? Si su respuesta es afirmativa, no entiendo qué hacen leyendo mi artículo cuando podrían estar tocando su ukulele de los Descendants.

Kane arroja mesa en Ciudadano Kane

“¡¿Cómo de que no le van a dar el Oscar a mejor película a la mejor película de todos los tiempos?!” …(╯°□°)╯︵ ┻━┻

Y las películas anteriores por lo menos se llevaron algún premio, aunque fuera al vestuario. Cintas clásicas como It’s a Wonderful Life, Once Upon a Time in America, The Shining, Psycho, A Clockwork Orange, “King Kong”, y hasta Singin’ in the Rain, uno de los mejores musicales de todos los tiempos, no se llevaron nada, NADA.

Me gustaría que recordaran en especial que Singin’ in the Rain no ganó nada cuando vean que a La La land, una película que le hace referencias directas, le lluevan estatuillas doradas.

Escena de Singing in the rain

“¿En serio? ¡¿Ni un premio?! ¡¿Ni a vestuario?!!!”

3- A Hollywood sólo le interesan los dramas

Ya escribí un artículo completo acerca de eso (la liga aparece como primer lugar en los artículos sugeridos), así es que no me explayaré, pero si por Hollywood fuera, sólo existirían dramas.

¿Se imaginan un mundo sin películas de comedia, fantasía, ciencia ficción y terror? Pues no se lo tienen que imaginar, ese mundo se llama: “Premios de la Academia”.

 

Referencias:

1http://www.nytimes.com/2003/03/09/movies/oscar-films-75-years-of-bribes-lies-and-overkill.html

http://www.bbc.com/news/entertainment-arts-35613630

3http://www.vanityfair.com/hollywood/2012/01/For-Your-Consideration-Wading-Through-This-Years-Academy-Awards-Campaign


Déjanos un comentario a travéz de facebook

4 Comentarios

  1. Me puse a pensar en tu mención de Cantando bajo la lluvia y viendo como algunos musicales lograorn obtener la estatuilla, La la Land podría lograrlo mas no por el valor de los musicales que han logrado el premio de la “justa” Academia. Veamos que nos dicen “los que saben” el día de mañana.

    En mi opinión, el detalle con el Drama es como apela al sentimiento del público, hacerlo sentir “mal” con la vida y a veces consigo mismo. Es el género que hace recordar ese tipo de historias con mayor facilidad y usando momentos historícos o situaciones más humanas, demeritamos la felicidad y el miedo, ya que no son tan importantes y se olvidan más facilmente.

    Con los actores debe ser igual, tu protagonista puede o debe estar enfermo, alguien relacionado con el protagonista sufrió por ESE acontecimiento o persona: Antony Hopkins (Genio, asesino y canibal), Al Pacino (hombre solitario, ciego que perdió el interés por la vida), Tom Hanks (Hombre con Sida que luchaba por sus derechos, hombre con problemas de aprendizaje y una trsite historia -romántica-), Jack Nickolson (no estaba loco, pero terminó loco y muerto en un manicomio. Un escritor obsesivo compulsivo que no puede manejar sus emociones y espresar sus sentimientos).

    Entrégate al drama y el premio será más sencillo de obtener.

    PD: De Nicholson no he visto Terms of Endearment, por ello no describo el tipo de personaje que tuvo y le hizo ganar otro Oscar, pero también era un drama.

    • Elías

      February 28, 2017 at 2:32 am

      Gracias por el comentario, Eduardo.

      Creo que una diferencia muy importante entre Singing in the Rain y La La Land es que la primera es comedia y la segunda drama, por lo tanto, sin importar que la segunda pudiera ser inferior, y de hecho, se sustente en referencias de la primera, el drama será mejor recibido por la Academia.

      Y me parece muy interesante lo que comentas de que hay un elemento intrínseco en el drama que lo vuelve más atractivo para la Academia, y el público en general.
      Lo que me llama la atención es que en la antigua Grecia el drama y la comedia eran considerados al mismo nivel al momento de alcanzar la catarsis. ¿Qué habrá cambiado? ¿Será que la vida actual de comodidades urbanas, que quizá no llega a mantenernos en felicidad constante, pero sí en un estado de complacencia, nos hace valorar más el éxtasis dramático que la risa?

  2. Almenos al final de estos galardones, no fué “Lala land” quien se llevó el premio a mejor pélicula sino “Moonlight” que cabe destacar también es una pélicula de drama por parte del director Barry Jenkins. Aunque, creo que es imposible no notar la predisposición que tenian incluso los presentadores en darle la mayor presea como mejor pélicula a “Lala land” , ya que aun teniendo la tarjeta correcta con el nombre de Moonlight se equivocaron… haha
    Pero sí, debo decir que habian varias cosas que desconocia, como esa clase de favores y campañas que se van dando con el fin de arreglar los premios posicionando a sus actores/actrices o filmes en buenas posiciones… ¡que triste!
    Y más que nada ,recatando tu comentario , es triste que no se den la oportunidad de ampliar sus genéros de péliculas o de premiar tantos otras peliculas buenas que existen pero que por una u otra no tienen tanto presupuesto, alomejor no son tan conocidas o simplemente no encajan en la “formula” de los òscares para incluso llegar a ser consideradas para alguna presea.

    En fin, muy interesante articulo !

    • Elías

      February 27, 2017 at 7:10 am

      Gracias, Amanda.

      Y sí, afortunadamente (para mi, por lo menos) La La Land no ganó, pero la estatuilla se la siguió quedando una película que sigue la misma línea dramática/realista que aprueba la Academia.

Déjanos un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

*

© 2019 cinemarmota