Acerca de Cinemarmota

Cinemarmota es una página de crítica seria de cine, crítica seria presentada de una forma no tan seria.

Porque en Cinemarmota no queremos ser una simple guía que te ayude a decidir en qué película invertir tu valioso tiempo, sino que queremos que te diviertas mientras tomas esa decisión.

Cinemarmota thumbs up

 

¿Por qué “Cinemarmota”?

Según un estudio llevado acabo por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Marmota (o la AACCM), las marmotas son los mamíferos más sensibles a las artes cinematográficas, tienen una habilidad crítica y analítica, además de un gusto en narrativa, música y fotografía, superior al resto de las criaturas, por lo que son la mejor opción al querer evaluar una obra fílmica.

Por eso, en Cinemarmota elegimos sólo las marmotas de mejor calidad para que califiquen las películas que están a la disposición de nuestros apreciables lectores.

 

¿Cómo se evalúan las películas en Cinemarmota?

Verán, uno  pensaría que el crítico oficial de la página simplemente ve la película y le pone un número en base a cuánto le gustó, ¿verdad? Sin embargo, el proceso de calificación es altamente científico, involucra análisis, investigación… y ver la película para asignarle un número dependiendo de cuánto le gustó al crítico… pero… por lo menos tenemos una tablita para basarnos en ella, y eso ya es algo, ¿o no?

 

Cinco marmotas  Una película sobresaliente: No es suficiente con que la película sea buena, debe tener algún elemento extra que la vuelva un clásico cultural, ocasionar una catarsis emocional, moral o ideológica en el espectador. En otras palabras, debe dejar una marca a nivel personal, social, o ambas.

04 marmotas Una película muy buena: La película debe ser impecable en su ejecución, o por lo menos, tener algunos elementos lo suficientemente brillantes como para que opaquen por completo sus errores y punto débiles.

Tres marmotas Una película buena: La típica película “dominguera” que uno puede ver una vez, disfrutarla, y olvidar que existió.

Dos marmotas Una película mala: Se nota que el director lo intentó, la cinta tiene su trabajo, inclusive, podría tener uno que otro factor brillante; sin embargo, fue un intento fallido, los elementos negativos superan por mucho a los positivos, y el resultado es una obra que simplemente no vale la pena ver.

Una marmota Una película muy mala: Realmente hay muy poco que salvar fuera de ciertos elementos insignificantes (¿quizá el maquillaje estuvo bien logrado?). En esta categoría entran todas las películas con actuaciones, historias y desarrollo de personaje terribles, películas que uno no termina de entender cómo llegaron al cine o a la televisión.

Cero marmotas Una película infame: Las obras cinematográficas son muy complejas, son la mezcla de diversas artes (música, pintura, escultura, arquitectura, fotografía, teatro), por lo tanto, es muy difícil que una cinta falle en absolutamente todo, al mismo tiempo, como para poder calificar que carece completamente de valor. Aquí entran las películas grotescas, moralmente insultantes; las películas que fueron hechas con el único objetivo de evadir impuestos (las hay), o que por errores muy graves del estudio, terminaron siendo abominaciones que nunca se debieron concretar.

Notarán que en Cinemarmota no hay puntos medios, las películas son o buenas o malas (llegando hasta los extremos). Eso se debe a que, en primer lugar, las marmotas no son mediocres, el “marmotismo” cree en que las cosas o se hacen bien o mal, nada a medias. Y en segundo lugar (y lo más importante), en que uno no puede medio ver una película, la película o se ve o no se ve, así es que, o se recomienda o no se recomienda.

Por supuesto que lo anterior es simplemente una representación numérica de una opinión subjetiva, opinión que se tiene que justificar mediante un artículo completo de reseña, artículo que enumera (de una forma cómica y sarcástica, al ser nuestro estilo :P) las razones por las que, al final de él, se le otorgará a la  obra una calificación. Por eso es mucho más importante la reseña que la calificación, porque podría ser, por ejemplo, que el crítico odie una película por su desarrollo de personaje, sin embargo, acepte que goza de una fotografía ramarcable. Y aquí es donde entran tus propias predilecciones, tu propia decisión: ¿Qué es más importante para ti, la fotografía o el desarrollo de personaje, el aspecto narrativo o el visual?  Con base en los argumentos del crítico, independientemente de la calificación, ya tienes una idea de si darle una oportunidad o dejarla pasar.

Tú puedes estar en contra de una calificación de Cinemarmota (o de cualquier otro crítico), y está bien. Como lo dijimos anteriormente, el cine es muy complejo, se puede evaluar desde distintos ángulos; lo que es importante para los demás no es necesariamente importante para ti. Y a final de cuentas, lo verdaderamente relevante es que tú la disfrutes, que a tí te guste. El objetivo de Cinemarmota es ser una guía y divertirte con artículos graciosos. Además, siempre has estado en tu derecho de estar equivocado y no aceptar nuestro veredicto como la verdad absoluta que es. 🙂