Si hay algo que divide tanto a la crítica como al público en general, es la forma en la que se evalúa una película.

Algunos piensan que los filmes se pueden comparar exclusivamente con otros filmes de sus mismos géneros, otros, que todas las películas se evalúan bajo los mismos estándares, estándares que suelen premiar más a ciertos géneros en específico. A pesar de que la crítica de cine, siendo apreciación del arte, resulta de lo más subjetivo, una de estas dos posturas está mal y les voy a decir por qué.

Vuelo en Rápidos y Furiosos 6 Reseña

¿Puede una tonta película de acción ser mejor que un drama serio? Parte 1

No es secreto que hay géneros más apreciados que otros.

En música, por ejemplo, la “clásica”, obras sinfónicas compuestas entre los siglos XVII y XIX, es considerada la cúspide de su arte. Por lo tanto, una obra del barroco italiano va a ser mejor valuada que una pieza de Rock and roll, y esta segunda superior a una cumbia. No importa que la cumbia haya sido compuesta con una melodía, armonía y ritmo de precisión matemática y creatividad virtuosa, tampoco importa que la pieza barroca podría haberse elaborado por un principiante alcoholizado sin talento. La obra barroca va a ser mejor porque todo el mundo sabe que la música barroca es mejor que las cumbias, ¡y punto!

Sam en Casablanca

La música de piano de los 30’s estaría entre la clásica y el rock.

Lo mismo ocurre con el cine, donde el drama realista es rey, y el resto de géneros no son apreciados de la misma manera… suponiendo que no resulten despreciados del todo.

Y cuando hablo del cine, no me refiero únicamente a las películas: A los actores se les admiran sus representaciones dramáticas, mientras se subestiman sus aptitudes cómicas. ¿Y sus habilidades en coreografía marcial? Esas es mejor ocultarlas si se intenta conseguir un papel “serio”.

Estos favoritismos son tan marcados, que en la actualidad es perfectamente aceptable el tener en un musical a un actor que no sepa cantar, mientras pueda transmitir drama de una forma apasionante.

Emma Stone en La La Land

¿Quién dice que se necesita saber cantar para aparecer en un musical premiado?

¿Pero por qué el drama es más apreciado que otros géneros? Esa es una pregunta muy difícil de responder, y dudo mucho que tenga una única respuesta satisfactoria.

Sin embargo, hay una pregunta para la que sí tengo no una, sino varias respuestas:

¿En qué aspectos el drama NO es superior a otros géneros?

El drama no es más sofisticado en un aspecto técnico, ya que la fantasía, ciencia ficción y hasta el horror, suelen exigir visuales más desarrollados. Y en cuanto a secuencias, la acción suele ser más precisa… por el simple motivo de que si no haces las cosas bien pones en riesgo la vida de los actores.

Moto en La vengadora del Futuro Reseña

Una mujer cyborg viajando a través de una carretera futurista entre anuncios holográficos, es algo que rara vez se ve en el drama.

El drama no es necesariamente más intenso y demandante para los actores, y la prueba está en que muchos de estos expertos intérpretes dramáticos sencillamente son incapaces de hacer comedia; es claro que la comedia tiene su propio grado de dificultad que no es alcanzable para todos. ¡Y ya ni hablemos de escenas de acción, para eso se necesitan aptitudes físicas especiales!

Paul y Tony en Rápidos y Furiosos 7

¿Cuántos actores dramáticos pueden hacer giros dobles en medio de una patada?

El drama realista no tiene las historias más elaboradas y complejas, ese privilegio se lo lleva la ciencia ficción, el género que rompe paradigmas tecnológicos y sociales intentando predecir lo que depara el futuro.

Chris Pratt en Pasajeros

¿Cómo puede el hombre lidiar con la soledad en el espacio? Esa es una pregunta que el drama realista no puede responder, porque ni siquiera se atreve a preguntar.

El drama no necesariamente es superior al transmitir sentimientos y emociones, de hecho, es muy claro que sólo se enfoca en transmitir tristeza, desesperación, angustia. Sentimientos como el miedo y la alegría son cubiertos por otros géneros también con enfoques claramente especializados.

Cachorritos en Un Jefe en Pañales Reseña

Hasta los personajes de caricatura puede expresar emociones complejas

En conclusión, el drama, como género, no es intrínsecamente superior.

¿Entonces por qué es más valorado?

Una respuesta puede ser que el ser humano, a un nivel inconsciente, le da una mayor importancia a todos los sentimientos dramáticos, porque cuando nos tenemos que enfrentar a ellos, cuando tenemos que vivirlos, ejercen un impacto más grande en nosotros que el resto de rango de emociones: El horror suele ser pasajero, la alegría la damos por sentada cuando la experimentamos, ¿pero el drama? Ese nos marca para siempre.

Mas soldados en Hasta el último hombre

El drama deja cicatrices tanto psicológicas como físicas.

Pero hay otra respuesta aún más sencilla: El drama es más aceptado porque es más viejo, tiene una tradición más larga, y la sociedad simplemente se acostumbró a él.

Y para explicar este punto regreso a mi ejemplo de la música.

En la actualidad, nadie se atrevería a decir que lo que consideramos como música clásica es mala. Quizá a mucha gente no le guste, pero de alguna forma se hace a la idea de que necesita un mayor refinamiento musical para apreciarla. Sin embargo, lo que consideramos como música clásica, en realidad es el resultado de tres periodos musicales: Barroco, clásico y romántico.

Y curiosamente, durante el periodo clásico, muchos expertos consideraban la música barroca como un máximo, y el resultado de todo este nuevo movimiento como locuras de la nueva generación, nada que se debiera tomar en serio. Pero llegó el periodo romántico, y entonces ya se apreciaba la música clásica tanto como la barroca, y ahora eran los nuevos compositores románticos los que no hacían música de verdad como en los viejos tiempos. Ya en la actualidad, barroca, clásica o romántica, toda es música antigua, toda es música “clásica”, y toda tiene un valor por el simple hecho de que logró sobrevivir el paso del tiempo.

En 100 años, cuando la humanidad tenga instrumentos que ni nos imaginamos, quizá el Rock and roll ya sea etiquetado dentro de la “música clásica”. ¿Dije 100 años? ¡Ya hay gente que considera a los Beatles como clásicos!

De la misma forma, el drama es uno de los géneros narrativos más antiguos. En contraste, la fantasía y ciencia ficción realmente empezaron a tomar forma durante el siglo XIX, y el cine de acción comenzó hasta el siglo XX, hasta que se desarrolló un medio que permitía secuencias de acción.

El drama ganó su lugar por puro derecho de antigüedad.

¿Y por qué la comedia, siendo uno de los géneros reconocidos como tales desde la Grecia clásica, no es igual de valorada que el drama?

Acrobacias en La la land

Nadie valora la precisión necesaria para tropezarse con gracia.

Probablemente porque su naturaleza cómica le impide que se le tome en serio.

Pero este artículo ya se alargó demasiado y continuará en otra ocasión. Por lo pronto, quería dejar en claro que el drama no tiene una superioridad intrínseca frente a otros géneros, su supuesta preponderancia es relativa, y se basa, principalmente, en preconcepciones sociales.

 

 


Déjanos un comentario a travéz de facebook