Productor 1: Modelos de fitness que trabajan como salvavidas y se creen agentes del FBI… la comedia se escribe sola.
Productor 2: No, no, no, aquí no nos tomamos la comedia a la ligera, vamos a sacarle hasta la última risa al público aunque eso implique forzar la trama hasta volverla incoherente.

Poster de Guardianes de la bahia

Reseña de Baywatch (Guardianes de la Bahía) de Seth Gordon

Mitch Buchannon (Dwayne “La Roca” Johnson), legendario salvavidas con más de 500 salvamentos bajo su cinturón (o quizá debería decir, bajo su calzoncillo de baño), y básicamente el Batman local de Emerald Bay, Florida, se lleva una amarga sorpresa cuando descubre que el medallista olímpico, Matt Brody (Zac Efron), ha sido asignado a su unidad.

Cualquiera hubiera aceptado con gusto el tener a una celebridad en su equipo, y en el peor de los casos, lo hubiera dejado asoleándose en algún rincón de la playa con un par de binoculares, pero no Mitch. Mitch está interesado en trabajar con gente como Ronnie (Jon Bass), un geek gordinflón con cuestionables habilidades de nado (realmente nunca descubrimos si el tipo siquiera sabe nadar), pero con muy buena actitud y compromiso; las hermosas C. J. Parker (Kelly Rohrbach) y Summer Quinn (Alexandra Daddario), un par de hermosas y profesionales salvavidas (¿ya dije que son hermosas?); y Stephanie Holden (Ilfenesh Hadera), la segunda al mando a quien rara vez vemos haciendo algo, pero podemos suponer que fuera de toma está encargada del papeleo o algo así.

Ronnie en Guardianes de la Bahia

“Agradezco que me hubieran aceptado porque me gustan las chicas en traje de baño y todo… ¿pero qué diablos hago aquí?”

Pero lo que tienen todas estas personas en común, es que están dispuestas a involucrarse en ridículas investigaciones que no tienen relación con rescatar a la gente del agua y recaen bajo la jurisdicción de la DEA y el FBI, no en la jurisdicción de los salvavidas porque los salvavidas no tienen jurisdicción, como la operación de narcotráfico que podría, o no, estar llevando a cabo Victoria Leeds (Priyanka Chopra).

Esta película debió haber sido muy sencilla, digo, un grupo de modelos de fitness con el título de salvavidas quienes realizan investigaciones criminales sin autorización de nadie excepto de ellos mismos. El guión prácticamente se escribe solo.

Sin embargo, Paramount no estaba conforme con una comedia sutil, y quería una película en la que las acciones y los personajes se forzaran al máximo, me imagino yo, con la intención de obtener la mayor cantidad de risas. Sin embargo, el resultado son escenas de mal gusto que no mantienen coherencia ni en el tono ni en el papel que deberían llevar a cabo los personajes, débilmente ligadas por una línea narrativa.

Constantemente se hace mofa de que los salvavidas intentan resolver casos fuera de su jurisdicción, y sin embargo, desde la primera escena a Mitch se le ensalza como una especie de superhombre al que se le respeta una autoridad absoluta sobre la playa por parte de todos (excepto su jefe inmediato y el policía local). En otras palabras, la película no se decide si tratar en serio o como chiste el hecho de que los salvavidas se sientan una especie de agentes secretos, porque no se decide si es una película de acción o comedia.

Mitch en Guardianes de la Bahia

“I am lightness, I am the bay, I am Batma… I mean… Mitch Buchannon”

Aún peor es la situación con los personajes: Matt Brody es un incompetente a quien todo le sale mal… excepto cuando alguna escena cómica exige que sea la persona más inteligente y racional del equipo. De hecho, pareciera que la película ni siquiera se puede decidir en sus habilidades en natación, ya que por un lado nos dice que es un doble medallista olímpico en esa diciplina, pero por el otro lo vemos fallar patéticamente cada vez que pisa el agua.

Bridy en Guardianes de la Bahia

“No nadaré muy bien, pero puedo cargar dos refrigeradores con mis impresionante músculos, ¡ve nada más!”

Y ese es un personaje al que la película por lo menos le pone atención, C.J. y Summer son básicamente chicas guapas intercambiables, quienes son definidas por el personaje masculino que está interesado en ellas; la cinta nunca se toma la molestia de crearles una historia. Pero aún ellas, por lo menos, tienen presencia en el filme,  mientras que Stephanie, quien supuestamente debería ser la mano derecha de Mitch, sólo aparece en toma cuando se necesita a un personaje aún más genérico en alguna escena de acción. De hecho, pareciera que a pesar de que Brody es considerado un incompetente por todos, Mitch prefiere su compañía en las misiones más importantes a la de Stephanie.

Mitch y Brody en Guardianes de la Bahia

“En serio, Mitch, si soy la persona más torpe y menos confiable del equipo, ¿por qué me fuerzas a participar en estas dementes misiones?”

También está el muy, pero muy, extraño factor de que los personajes de la película tienen el nombre de los personajes de la serie, a pesar de que personajes de la serie hacen apariciones esporádicas en la película, lo que da como resultado sujetos con el mismo nombre y apellido. ¿Por qué?

Baywatch será una comedia, y quizá no se le debería pedir demasiado en cuanto a historia y desarrollo de personaje, pero cuando la trama no es consistente con ella misma, y tanto el humor como la acción son tan forzados que pierden su gracia, hasta una película cómica se vuelve aburrida. Pero quizá peor es el desperdicio de actores carismáticos y talentosos como La Roca y Zac, quienes hubieran podido hacer un trabajo bastante decente con un guión medianamente bueno. Por lo tanto, Baywatch recibe una marmota inútil pero físicamente muy atractiva de 5.

Una marmota

 


Déjanos un comentario a travéz de facebook