“Hay que hacer una película de la famosa serie de Stephen King, The Dark Tower, pero posterior a toda la serie, para que los que no hayan leído los libros no entiendan nada… ¡¿Eh?! ¿Que no es posible que esa película funcione? Yo lo se, ¡pero sólo imagínense la cara de estupor de los espectadores! ¡Va a ser la troleada del siglo! —SONY

Poster de La torre oscura

Reseña de The Dark Tower (La torre oscura) de Nikolaj Arcel

¿Cómo escribir la sinopsis de una película cuando la misma película no se toma lo molestia de explicarse a si misma? En fin… aquí vamos:

Jake Chambers (Tom Taylor) está teniendo pesadillas constantes con un hechicero oscuro de otro mundo, Walter Padick (Matthew McConaughey), quien ataca una torre oscura usando niños como cartuchos de balas… porque en ese mundo no hay dinamita, o algo así. Afortunadamente, también sueña con unos pistoleros que intentan detener al hechicero, porque… ¿los pistoleros y los hechiceros son enemigos naturales? Lamentablemente, de los pistoleros sólo queda uno, Roland Deschain (Idris Elba), un guerrero frustrado y derrotado quien podría o no tener una relación más profunda con Walter de lo que pareciera inicialmente, pero ese tema la película no lo va a explorar, porque… eso sería darle desarrollo a los personajes, y nadie quiere eso, ¿verdad?

Vaquero colando en La torre oscura

¿Quién necesita desarrollo de personaje cuando tienes vaqueros volando?

Todo cambia para Jake cuando un par de seres del otro mundo intentan secuestrarlo, por lo que nuestro pequeño y muy poco heróico héroe, tendrá que encontrar a Roland para salvar al multiverso de la amenaza más genérica imaginable.

La película tiene un gran problema… bueno, la película tiene muchos problemas, pero uno sobresale por sobre los demás: Jake, así como el público, llega a la historia cuando la historia básicamente ya terminó. Una gran guerra ocurrió, de la cual, sólo quedaron dos sobrevivientes, y de los cuales, del héroe únicamente sabemos lo mínimo, su motivación para la venganza; y del villano, absolutamente nada, excepto que es un maloso que goza de ser malvado mientras realiza sus maldades.

Walter en la Torre Oscura

“Yo he sido malvado desde que estaba en el vientre. Mi primer acto malévolo fue ocasionarle ascos y nauseas a mi madre. ¡Muajajajajajaja!”

Ahora, si tenemos una historia en la que un personaje es trasladado a un mundo mágico con elfos en un bosque, no se requiere mucha explicación, tanto el mythos tolkieniano como el folclore celta en el que se basó, son parte de la cultura popular. Sin embargo, cuando tienes vaqueros y hechiceros batallando en un mundo posapocalíptico por el control de una torre que protege al multiverso de demonios lovecraftnianos, sí se necesita una explicación, de hecho, se necesitan muchas explicaciones. Para empezar, ¿quién vive en la torre oscura del título? ¿quién la construyo? Y más importante… ¿por que rayos es una torre “oscura” si se supone que está deteniendo la oscuridad? Si la película no me explica los detalles, y ni el simbolismo tiene sentido a un nivel tan básico, ¿cómo se supone que voy a entender algo?

Torre en la torre oscura

Esa cosa parece más un lugar donde habitaría Sauron que la protección del multiverso contra la oscuridad. ¿No será que Walter y su pandilla están tan confundidos con la película como yo, y lo que buscan en realidad es derrotar al señor oscuro de Mordor?

Y luego están los diálogos, ¡Por la Gran Marmota! ¡Los diálogos! Hay una frase que a los pistoleros les da por repetir, y quiero imaginar que en la novela tiene algún sentido, pero sin el contexto necesario, es la cosa más incómodamente ridícula pronunciable en este mundo (en este y todos los mundos protegidos por la torre):

No apunto con mi mano, el que apunta con su mano ha olvidado el rostro de su padre; apunto con mi ojo.
No disparo con mi mano, el que dispara con su mano ha olvidado el rostro de su padre; disparo con mi mente.
No mato con mi pistola, el que mata con su pistola ha olvidado el rostro de su padre; mato con mi corazón.

¡¿Qué diablos tiene que ver el usar un arma con la figura paterna y por qué esa obsesión en repetirlo?! ¿Y cómo de que “matar con el corazón”, cuando es de conocimiento general que el corazón está ligado al concepto de “amar”? ¡El simbolismo en esta película está por ningún lado! Y lo peor, se utiliza intensamente.

Roland en La torre oscura

“No como arroz frito con mi tenedor, el que come arroz frito con el tenedor ha olvidado el rostro de su padre; como arroz frito con palillos.”

Los personajes son insípidos, la película no hace sentido, y únicamente se salva de  sacar cero de cinco porque las actuaciones son competentes y la cinta no ofrece algo lo suficientemente ofensivo para resultar del todo despreciable, pero se queda con una marmota que por alguna perturbadora razón debe tener presente en todo momento el rostro de su padre, de 5.

 Una marmota

Nota: Ha habido mucho debate acerca de que Roland, quien debiera ser un vaquero al estilo de las clásicas películas western, es interpretado por un actor negro. Como no he leído los libros, realmente no puedo tener una opinión al respecto. Además, considerando que se trata de un vaquero de un mundo paralelo posapocalíptico del que no entiendo nada, Roland bien podría ser verde y me importaría lo mismo. Sin embargo, es cierto que durante la película no pude dejar de pensar en esta canción:


Déjanos un comentario a travéz de facebook