“Vamos a tomar 12 volúmenes de novelas gráficas, condensar la historia principal en una película de menos de dos horas, filmándola con calidad de bajo presupuesto, creando nuevos personajes pero poniéndoles el nombre de los originales. ¿Qué podría salir mal? —Netflix.

Poster de Death Note

Reseña de Death Note de Adam Wingard

Light Turner (Nat Wolff), quien me imagino es una combinación de Yagami Light de Death Note y Timmy Turner de Fairly Odd Parents, y quien actúa como el típico adolescente de película estadounidense (medio rebelde, medio emo), se encuentra con una extraña libreta marcada como “Death Note”, y después de ser abusado física y verbalmente por el bully en turno… como el típico adolescente de película estadounidense, descubre que este enigmático objeto ocasiona la muerte de cualquier persona cuyo nombre es escrito en él. Y por “descubre”, me refiero a que además de que la Death Note de por si viene con instructivo integrado, Ryuk (Willem Dafoe) el shinigami propietario de la libreta de la muerte (aunque nunca se le identifica abiertamente como tal), le explica paso a paso su funcionamiento, lo que le quita al protagonista, así como al público que experimenta la historia a través de sus ojos, la oportunidad de explorar por si mismo el único mágico y misterioso objeto dentro de un mundo que pareciera normal.

Light Turner en Death Note

“¡¡¡Padrinos mágicos!!!”

Empleando la peor estrategia que he visto para meterse en los pantalones de una chica, Light le muestra la Death Note a su compañera Mia (Margaret Qualley), y juntos deciden comenzar a “hacer justicia” con el nombre de Kira (“キラ”, “killer” en japonés pocho), anotando en la libreta el nombre de criminales conocidos. Sin embargo, el detective internacional L (Lakeith Stanfield) logra identificar la ciudad donde nuestro par de Kiras habitan, lo que comienza una épica batalla de intelectos. Y por “épica batalla de intelectos”, me refiero a una serie de dramas, berrinches y explosiones emocionales.

Light y Mia en Death Note

“Le voy a mostrar a esta muchacha que ni conozco (pero está muy guapa) el objeto que me confiere poderes divinos sobre la vida y la muerte. ¿Qué podría salir mal?”

A pesar de que el elemento de la libreta de la muerte es muy interesante en si, la historia del manga Death Note (デスノート) se centra en la lucha intelectual entre Kira y L, cada uno de ellos haciendo sutiles pero severos movimientos contra el otro, intentando encontrar las debilidades de su contrincante a prueba y error. Por lo tanto, era muy difícil contar una historia que hubiera resultado más adecuada para una serie completa de televisión en las dos horas que dura una película, ya no digamos en la hora, 45 minutos, que inexplicablemente dura esta cinta, por lo que no me extraña que optaran por cambiar tanto a los personajes como su entorno (además, ¿quién entiende cómo viven los japoneses? ¡Un protagonista para el público occidental siempre tiene que ser estadounidense! ¿Verdad?). De hecho, es claro que a diferencia de Yagami Light, Light Turner no es el primer usuario de la Death Note, la película nos muestra que los personajes no son equivalentes el uno con el otro, sino que existen en tiempos diferentes dentro de la historia de la libreta. Entonces… ¿para qué dejarle al protagonista el nombre de “Light”? ¿Por qué utilizar el seudónimo de “Kira”? ¿Y por qué llamar “L” a un personaje que, por más que hereda algunos manerismos de “L”, ni se ve como “L” ni actúa como “L”?

L en Death Note

Miren todos, es “L”. Ahora es negro, torpe e impulsivo, pero… se para en cuclillas sobre una silla. Así es que no puede ser otro sino “L”, ¿verdad?

Si pensaban hacer una historia nueva en base al concepto de “Death Note”, debieron hacer justamente eso, una historia nueva, y no reciclar los nombres de los personajes de la historia original… a menos que su objetivo fuera enfurecer a los fans, en ese caso fueron bastante exitosos.

La cinematografía es buena para una película de televisión de bajo presupuesto… ¡Esperen! Y para esto…  ¿cuánto costó?… ¡40 millones de dólares! ¡Olviden lo que dije! La cinematografía es mediocre y pareciera que la edición la hicieron atacando la cinta con un machete.

Me parece muy interesante el concepto de que Kira sean dos personas en vez de una (aunque la forma en la que se llegó a ello resultara tan absurda) y en general los dilemas morales y la forma en la que se desenvuelven los personajes principales me parecieron acertados.

Sin embargo, Death Note es una película repleta de problemas e ineptitudes desde su mera concepción, por lo que se lleva 1 marmota shinigami de 5.

Una marmota


Déjanos un comentario a travéz de facebook