Líder de los maleantes: Ok, tenemos que transportar dinero sucio…
Maleante: ¡No se diga más! Va a querer que usemos autos deportivos, ¿verdad?
Líder de los maleantes: ¿Autos deportivos como medio de transporte? ¡Claro que no, para eso tenemos camionetas! El auto deportivo va a ser para esconder toda la información acerca de la operación.

Poster de Fast and Furious 5

Reseña de Fast Five (Rápidos y Furiosos: 5in control) de Justin Lin

“Rápidos y Furiosos: 5in control”, porque se puede entender como “Sin control” o “Cinco…ntrol”. ¿Entendieron? Jajajaja Espero que sí, porque yo no entendí…

No termino de explicarme por qué el equipo de marketing de Latinoamérica decidió meterle un juego de palabras a esta película, pero supongo que se agradece la creatividad.

Brian (Paul Walker) y Mia (Jordana Brewster) liberan a Dom (Vin Diesel), y los tres escapan a Brasil. En el país Sudamericano, toman un trabajo para robar unos preciosos autos (en serio que se lucieron esta vez), pero se pasan de listos, traicionan al empleador antes de que éste los traicione a ellos, y terminan siendo perseguidos por la mafia local. Así es que deciden formar un equipo con personajes de todas las películas pasadas para quitarle a estos maleantes hasta el último centavo (o real brasileño), mientras otro equipo liderado por “La Roca” (Agente Luke Hobbs), los quiere extraditar a Estados Unidos para refundirlos en la cárcel.

Autos en 5in Control Reseña

Ford GT40, y al fondo un Corvette Grand Sport Stingray 66. Pasaron de autos arreglados, a autos deportivos, a autos de colección.

En Fast Five, Justin Lin decidió que ya no tenía sentido el seguir engañándose con que esta franquicia era acerca de carreras ilegales, por lo que esta cinta se vuelve básicamente Ocean’s Eleven. Pero un Ocean’s Eleven que en vez de tener especialistas criminales, tiene corredores de autos… ¿quienes resulta que siempre fueron especialistas criminales?: Tej (Chris “Ludacris” Bridges), quien en 2 Fast 2 Furious tuviera un taller mecánico y organizara carreras callejeras, resulta que siempre fue un experto técnico, informático y profundo conocedor de cajas fuertes, cuyo sueño es… tener un taller mecánico… que ya tenía (Justin, ¿sí viste la dos?); Roman Pearce (Tyrese Gibson), también de 2 Fast 2 Furious, es reclutado por su labia, para trabajar en un país donde se habla portugués, y él (obviamente) no habla portugués; pero la peor adición es sin duda Han (Sung Kang) quien es, como ellos mismos lo dicen, un “camaleón”  que puede pasar desapercibido en cualquier ambiente, porque obviamente un coreano va a pasar muy desapercibido en Brasil, ¿verdad?

Roman en 5in Control Reseña

“Desculpe-me, eu não falo Inglês.”

Fast Five está más forzada que la caja fuerte de un villano brasileño. Justin Lin básicamente quiso re-escribir todos los personajes pasados que no le funcionaban para  su “gran robo”, incluyendo los que él mismo había introducido a la serie. Como la guapísima Gisele (Gal Gadot), quien después de que en la película pasada había necesitado que Dom la rescatara de que la atropellaran, ahora resulta que es una ex-agente del Mossad experta en todo tipo de armamento; y el aburridísimo Han, a quien ha arrastrado desde Better Luck Tomorrow, una película suya que ni siquiera pertenece a Fast and the Furious, y quien realmente no tiene ninguna función en esta cinta, porque no sirve para lo que se empeña a usarlo.

Han y Gisele en 5in Control

“No me hables en inglés, Gisele, que vas a hacer que me descubran. Recuerda que soy un simple brasileño de Río.”

La única inclusión que me agrada, es la del nuevo agente Hobbs. Ahora que Brian ya se pasó de lleno al lado de los maleantes, era necesario un nuevo personaje que le diera presencia al lado de la ley, y “La Roca” tiene esta presencia imponente, inamovible, indomable… como el brazo duro de la ley… o como… ¿me atrevería a decir? ¿una roca?

La Roca en Sin Control Reseña

“Can you smell what The Rock is cooking?!”

La acción es de lo mejor que había tenido la serie hasta ese momento, y para mi eso es lo más importante en una película de acción (no por nada se llama así el género, ¿verdad? Pero… yo necesito que la historia, aunque no sea demasiado compleja o desarrollada, por lo menos sí resulte verosímil, y el tener un equipo de expertos para realizar este “gran robo”, que para empezar no son unos expertos (eso se lo sacaron de la manga), y cuyas habilidades no funcionan en el lugar donde deben ser aplicadas, la vuelve imposible de tomar en serio.

A Fast Five le doy 2 marmotas que no hablan portugués, pero que trabajan en Brasil, de 5.

Dos marmotas

 


Déjanos un comentario a travéz de facebook