“Estas criaturas asesinas que podrían desencadenar la extinción de la especie humana van a desaparecer… ¡Vamos a salvarlas” —la gente del mundo de Jurassic World.

Poster de Jurassic World: El reino caído

Reseña de Jurassic World: Fallen Kingdom (El reino caído) de J. A. Bayona

Las criaturas asesinas devora-hombres que crearon una masacre en el parque de diversiones “Jurassic World”, durante la película del mismo nombre, van a ser diezmadas por la erupción del volcán de la isla que habitan. Sólo podría ser una mayor justicia divina si de repente les cayera un meteorito encima, la forma de que se volvieran a extinguir estas especies que nunca debieron haber sido des-extinguidas por la soberbia mano del hombre.

Volcán en Jurassic World: El reino caído

Descripción gráfica de la naturaleza intentando solucionar lo que los humanos arruinaron… antes de que los humanos vuelvan a arruinarlo todo.

Lo que debería ser un hecho afortunado, por una sociedad que claramente le da prioridad a otras especies que a la suya propia (básicamente nuestra sociedad), y que si presenciara al mismísimo Cthulhu surgiendo de entre las aguas lo consideraría especie protegida y crearía grupos de apoyo impidiendo que se dañara a esta bella y noble criatura, por esta sociedad, el evento es considerado una tragedia, y hasta Claire Dearing (Bryce Dallas Howard), quien durante la cinta pasada viera a los dinosaurios como un producto, ahora quiero salvarlos.  ¿Porque me imagino que el que unas criaturas intenten devorarte hace que les tomes aprecio?

Afortunadamente para Claire, el millonario Sir Benjamin Lockwood (James Cromwell) también quiere salvar a los dinosaurios, y ayudado de su representante, Eli Mills (Rafe Spall), y de la misma Claire, chantajean emocionalmente a Owen Grady (Chris Pratt) para que se una al equipo suicida de rescate.

Activistas en Jurassic World: El mundo caído

“Mira, esa cosa que se dirige hacia nosotros para devorarnos es lo que queremos salvar… Empiezo a cuestionar nuestras ideologías… y facultades básicas de raciocinio… “

¿Qué podría salir mal al intentar transportar bestias asesinas, que cabe destacar, resultan preciadas como armas potenciales por varios y poderosos grupos de ética cuestionable?

La serie de Jurassic World tiene una diferencia muy notable con Jurassic Park: mientras que en Jurassic Park los dinosaurios eran amenazas de película de terror, en Jurassic World son personajes. Tenemos los dinosaurios villanos, los modificados genéticamente; y los dinosaurios heróicos, Blue y la T. Rex, los “naturales” o paleontológicamente más correctos.

Por un lado, esto vuelve a los dinosaurios mucho más interesantes, más multidimensionales, les confiere relaciones profundas y complejas con los personajes humanos; pero son estas mismas relaciones las que impiden que sigan funcionando como elementos de terror.  ¿Quién va a sentir creíble que los protagonistas le teman a la T. Rex cuando es claro que ese personaje se dedica a salvarlos de los dinosaurios peligrosos y a comerse a los humanos villanescos?

T. Rex en Jurassic World: El reino caído

“El T. Rex, ¡estamos salvados!… que diga… ¡Qué miedo!… o algo así…”

La pregunta aquí sería, ¿es mejor para la narrativa el presentar a los dinosaurios como máquinas de muerte descerebradas, o como personajes complejos?

Yo me voy por la segunda opción. Creo que, por más absurdo que resulte el ver a la T. Rex prácticamente guiñándoles el ojo a los protagonistas después de salvarlos… otra vez… resulta más interesante que ver por enésima ocasión a un dinosaurio genérico brincando de entre los arbustos para ser una amenaza, que sinceramente, podría ser aplacada fácilmente con una buena escopeta.

Sin embargo, esto le deja un inconveniente a Bayona. Si Fallen Kingdom no es una película de horror, por más que presenta criaturas gigantes devora-hombres, ¿qué es? Pareciera que ni  Bayona lo sabe, y en esta cinta malabarea elementos de terror, acción, comedia, drama y hasta romance.

Toma de Jurassic World

Esta escena de terror, cuyo objetivo es evocar escenas de películas de fantasmas y horrores nocturnos, es tan forzada, que la niña se tiene que meter en su cama a mitad de plena persecución para que el director consiga la toma que buscaba.

Este desequilibrio temático es el mayor problema de la película, una película que a pesar de eso nos ofrece buenas escenas de acción, efectos visuales, e inesperados personajes que se vuelven entrañables (nunca pensé que me iba a dar tanto gusto ver a un T. Rex), por lo que Jurassic World: Fallen Kingdom se lleva 3 marmotas gigantes devora-hombres, pero amigables con los protagonistas, de 5.

Tres marmotas


Déjanos un comentario a travéz de facebook