Reseña de Beauty and the Beast (La Bella y la Bestia) de Disney

Productor 1: Oye, “La Sirenita” fue todo un éxito. Como que esto de las películas de princesas Disney sí deja dinero. ¿Y si hacemos otra?
Productor 2: Sí, yo estaba pensando en una historia que demuestre la disparidad entre las ideologías tradicionalistas y progresistas durante la Francia pre-revolucionaria, y el resultado de un enfrentamiento entre ellas.
Productor 1: … este… ¿con dibujitos, magia y princesas?
Productor 2: Sí, con dibujitos, magia y princesas.
Productor 1: Ok… supongo que está bien…

Poster de Beauty and the Beast

Reseña de Beauty and the Beast (La Bella y la Bestia) de Disney

Belle es una muchachita intelectualoide y elitista que cree que el leer libros de cuentos la vuelve superior a los granjeros y comerciantes de su pequeña villa francesa, quienes aran la tierra, ofertan productos necesarios para la supervivencia de los aldeanos, y son básicamente personas útiles y funcionales, mientras Belle… pues Belle se sienta a leer libros de cuentos de castillos y princesas. Sin embargo, además de ser una alzada incompetente, es la chica más guapa de la región, por lo que hasta Gastón, el galán de galanes, la corteja. Pero llamar a Gastón simplemente “galán de galanes” es demeritarlo, pareciera que sus virtudes no tienen fin, por lo que la película convenientemente nos ofrece una pequeña lista:

Es el más hábil
Es el más rápido
Es el mejor peleador
Es el mejor tirador
Es el más grande y musculoso
Es por lo menos el doble de masculino que el resto de los hombres del pueblo
Inspira a todos
Tiene bíceps de sobra
Es el mejor para las “vencidas”
Da las mejores mordidas durante las peleas
Tiene un cuello incríblemente grueso
Tiene la barbilla partida
Es el mejor en competencias de escupir
Puede comer 5 docenas de huevos
Cada pulgada de su cuerpo está cubierta de pelo
Utiliza cuernos en todas sus decoraciones
… y hasta tiene su propia canción que precisamente habla de sus virtudes.

Gaston en Beauty and the Beast

¿Qué tan formidable se debe ser para tener una canción que explica lo formidable que es uno?
♪ No one’s smart as Elías
as sarcastic as Elías
No one writes film critique quite as well as Elías ♫
Nop… mi nombre sencillamente no es musical D:

A pesar de todo lo anterior, Belle es lo suficientemente sangrona para no estar interesada en Gastón y sus decoraciones a base de cuernos. Pero ya hablamos suficiente de Belle y Gastón, es hora de meternos de lleno a la historia:

El padre de Belle, Maurice, un loco que crea instrumentos increíblemente toscos y peligrosos que fácilmente le pueden cortar el brazo a un hombre durante una época, cabe destacar, en la que no existía la penicilina o atención médica de calidad, va de camino a una feria donde mostrará su máquina de muerte. Pero en el trayecto, pierde su carruaje y le parece una buena idea el violar las rejas de un tenebroso castillo en medio de la nada, donde se encuentra a una temible bestia que lo toma como prisionero. Belle se entera de esto y le ruega a la Bestia que libere a su padre a cambio de que ella se quedé con él como su prisionera… si  le podemos llamar ser “prisionera” a vivir como princesa en un castillo encantado.  Los dos se enamoran (supongo que el ser la única mujer y el único “hombre” del lugar facilitan las cosas), mientras el pueblo se entera que un enorme monstruo habita en las cercanías y se prepara para su propia versión de la revolución francesa (pero en vez de soldados lucharán contra relojes, armarios y escobas vivientes).

Máquina de Maurice en Beauty and the Beast

Una de las máquinas de muerte del viejo loco Maurice destruyendo una inocente puerta de sótano.

Ahora, contra mi costumbre me pondré un poco serio acerca de un tema en especial, y ese tema es el “Síndrome de Estocolmo”. Mucha gente acusa a Belle de sufrir este síndrome, gente que probablemente no sabe realmente cómo funciona: El Síndrome de Estocolmo implica que el secuestrado acepte su destino, presentando un cambio moral e ideológico, como única forma de soportar psicológicamente una situación de impotencia tan adversa. Un ejemplo perfecto es el caso de Patty Hearst, quien fue secuestrada por un grupo terrorista, llegó a coincidir con sus ideologías, y se volvió terrorista también. En “La Bella y la Bestia”, Belle no cambia su moral e ideologías, al contrario, el que cambia su forma de ser (y hasta su físico) para ser más agradable a Belle, es la Bestia. El pensar que una chica cuyo sueño es vivir en un castillo mágico con criaturas mágicas es una víctima de lavado cerebral por aceptar vivir en un castillo mágico con criaturas mágicas, sería como el pensar que yo tendría algo mal en mi cabeza si me pareciera aceptable que me secuestrara Scarlett Johansson y me obligara a vivir en su mansión con todas las comodidades y lujos del mundo… cuando era soltero… ahora que estoy casado, por supuesto, me parece un escenario terrible para el que la muerte sería un acogedor alivio, como bien lo sabe mi esposa, quien está leyendo este artículo…

Biblioteca en Beauty and the Beast

La pobre enferma de Síndrome de Estocolmo y fanática de la lectura de Belle recibiendo una enorme biblioteca como parte de las torturas de su cautiverio.

Lo que sí le puedo reclamar a Beauty and the Beast es su animación, la cual es bastante mediocre en ocasiones. Tanto así que dependiendo de en qué momento se pause la película, es posible ver a los personajes (sobre todo a Belle) con horribles deformidades. Pareciera que contrataron a un ejército de animadores, todos con su propio estilo y todos trabajando en Belle, de tal forma que de cuadro a cuadro cambian drásticamente sus facciones (¡Qué carajos!). Además, fue la primera película de Disney que experimentó con animación CGI, y lamentablemente se ve como lo que es, un experimento de una tecnología nueva.

Belle en Beauty and the Beast

“¡Mátenme! ¡Máaaaaateeeenmeee!” (y no, la foto no está editada, así son sus ojos y su mano derecha durante esa escena).

La música, por Alan Menken es maravillosa… con una excepción: “Be our Guest” es básicamente “Les Poissons” de The Little Mermaid (La Sirenita) con un tempo ligéramente acelerado. ¡No te pases, Menken! “La Bella y la Bestia” se estrenó apenas dos años después de “La Sirenita”, y las dos canciones son interpretadas por actores con acento francés. ¿De verdad pensabas que los niños que cantábamos estas canciones una, y otra, y otra vez, hasta que hartábamos tanto a nuestros  padres que nos escondían el cassette con la música de la película, no nos íbamos a dar cuenta? ¿O para ti toda la música “francesa” suena exáctamente igual? En fin, aún incluyendo la canción repetida, todas son tan buenas como… pues como para escucharlas una, y otra, y otra vez, hasta que alguien te esconde el iPod, o lo que sean utilicen los jóvenes de hoy en día para escuchar música (¿la cuenta de spotify?).

Lumiere en Beauty and the Beast

“♪ Les Poissons, les Poissons … que diga… Be our guest, be our guest ♫”

A pesar de que al inicio me burlo de Belle y la trama, y de hecho, me parece ridículo todo el concepto elitista intelectualoide de “Belle es inteligente porque lee libros para niños”, concepto que se ha heredado de tiempos pasados en los que únicamente la clase alta y educada era la que tenía oportunidad de aprender a leer, y se sigue relacionando la lectura con una élite intelectual y económica, a pesar de que hoy en día millones de personas podemos leer y utilizamos ese poder para aventarnos comics, novelas de fantasía, y artículos compartidos mediante Facebook en los que aprendemos que los chinos venden arroz de plástico y el chocolate cura el cáncer… ¿pero de qué estaba hablando? ¡Ah, sí! A fin de cuentas, creo que la película tiene un buen mensaje:

Calcetines sucios de Gastón en Beauty and the Beast

“Mujer, tanto el macho alfa de mi persona, como la comunidad, hemos decidido que lo más apropiado es que me aceptes como tu esposo, así como a mis calcetines sucios, y mis decoraciones de cuernos”.

Beauty and the Beast, más que la simple historia del bien contra el mal, es una historia de tradicionalismo contra progresismo: A Belle no se le odia porque es una mujer inútil que no practica ninguna actividad productiva (aunque realmente la deberían odiar por eso), sino porque es “diferente”. Y Gastón no es el típico villano que hace cosas malas  por puro placer maquiavélico, sino que es el epítome del macho tradicionalista que creé que las cosas se tienen que hacer como él lo quiere porque sus deseos siguen la línea social de su época. Y la cinta tiene un buen mensaje porque al final gana el progresismo, y no es un progresismo actual de “lloriquéo porque decido que me discriminan si no me dicen lo que quiero oir” o “exijo todos los derechos sociales pero reniego de todas las responsabilidades…  porque me discriminan”. No, el clásico de Disney tiene del progresismo de “mientras no le haga ningún daño a nadie tengo derecho de hacer con mi vida lo que yo quiera”. Porque a fin de cuentas, Belle será una inútil elitista intelectualoide, pero mientras nadie se mete con ella, ella no se mete con nadie, y si Belle quiere vivir en un castillo encantado al lado de una Bestia enorme, y tiene la forma de hacerlo, se le debería respetar.

Beauty and the Beast tiene paisajes, cinematografía, diálogos, caracterizaciones, canciones, y narrativa extraordinarios. Sin embargo, como la animación a veces pasa de ser “imperfecta” a “¿en serio Disney hizo esto?”, no le puedo dar una calificación perfecta, y se queda con 4 príncipes que se transforman mágicamente en marmotas (lo que es una clara mejora) de 5.

04 marmotas

 

 

♪ No one’s slick as Gaston
No one’s quick as Gaston
No one’s neck’s as incredibly thick as Gaston’s
For there’s no man in town half as manly
Perfect, a pure paragon!
You can ask any Tom, dick or Stanley
And they’ll tell you whose team they prefer to be on ♫

Nota: Por cierto que quizá no se note por la reseña, pero Beauty and the Beast está en mi lista de mis 10 películas favoritas de todos los tiempos…

♪ No one’s been like Gaston
A king pin like Gaston
No one’s got a swell cleft in his chin like Gaston
As a specimen, yes, I’m intimidating!
My what a guy, that Gaston! ♫


Déjanos un comentario a travéz de facebook

1 Comentario

  1. Me encantó la reseña, la verdad es que tambien es de mis peliculas favoritas, solo me gustaría aclarar un punto, Cuando mencionas que el papá de Belle, “le parece una buena idea el violar las rejas de un tenebroso castillo en medio de la nada” yo recuerdo claramente que en ese escenario Maurice estaba siendo perseguido por agresivos lobos a travez del bosque y es asi como se topa con el Castillo de la bestia. Digo yo (y probablemente cualquier persona) hubiera preferido mil veces el entrar al Castillo a ser deborada viva por lobos. Pero fuera de eso, me divieron muchisímo los pies de pagina.
    Saludos!

Déjanos un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

*

© 2018 cinemarmota