“Ya les di duelos con espadas láser, batallas espaciales, drama, comedia, romance… ¿qué más les puedo ofrecer para el desenlace de mi historia épica? ¡Ya sé! ¡Ositos de peluche!” —George Lucas.

Poster de La guerra de las galaxias: Episodio VI - El regreso del Jedi

Reseña de Star Wars: Episode VI – Return of the Jedi (La guerra de las galaxias: Episodio VI – El regreso del Jedi) de Richard Marquand

Esta película comienza con la ya familiar escena de C-3PO y R2-D2 caminando en el desértico Tattoine, sólo que esta vez no están perdidos, sino que se dirigen a la morada de Jabba the Hutt como parte de un plan de Lando Calrissian (Billy Dee Williams), la princesa Leia en bikini (Carrie Fisher) y un muy alzadito Luke Skywalker (Mark Hamill), quien ahora se presenta a si mismo como “caballero Jedi”, por más que pareciera que durante gran parte de la película se le olvida que puede utilizar las habilidades propias a estos guerreros, para rescatar a Han Solo (Harrison Ford) de la pieza de arte abstracto en la que lo encerraron la película pasada.

Luke Skywalker en La guerra de las galaxias: Episodio VI - El regreso del Jedi

“¡Oh, no! ¡Estoy en un gran aprieto! Si tan sólo tuviera… qué se yo… alguna habilidad sobre-humana, como telequinesis, que me ayudara a salir de él…”

Una vez que tenemos al equipo de nuevo reunido, se verán obligados a salvar a la galaxia de una enorme estación espacial con capacidad de destruir planetas, llamada “Estrella de la Muerte”… un momento… ¿eso no había ocurrido ya en la primera Star Wars? Bueno… pero esta vez acabarán con la gigantesca amenaza… ¿jugando con ositos de peluche?

¡Aquí está! ¡Este es el desenlace a la saga de Star Wars que todos estaban esperando! Y es entregado de una forma tan poco satisfactoria, que los fans han pasada años pidiendo un verdadero cierre.

El resurgimiento de “la Estrella de la Muerte” me parece bien, a pesar de que fuera un elemento narrativo ya utilizado. Es muy justificado su uso, además de temáticamente apropiado que la saga comenzara y terminara con la amenaza de esta estación espacial; y la imagen de la enorme luna en construcción es aún más imponente que la de la estación ya terminada.

Estrella de la Muerte en La guerra de las galaxias: Episodio VI - El regreso del Jedi

“¡Ey, Bill! No se si te había dicho que yo diseñé esta estación espacial, un diseño completamente original y nada copiado de una estación anterior. Le puse “la Estrella de la Muerte” porque es grande como una estrella, además de mortífera. No es como si al Emperador se le hubieran acabado las ideas y nos hubiera puesto a hacer lo mismo una segunda vez, ¡nada de eso! “

El gran problema de esta película son los Ewoks, una especie de ositos de peluche alienígena que no sirven para otra cosa que ser lindos, torpes y graciosos. Y no es que los Ewoks tengan algo de malo en sí, o que yo sea un amargado que odia la felicidad y las cosas esponjosas (de hecho me gustaba su caricatura), sino que son introducidos en la historia en el peor momento posible, cuando lo que se necesitaba era drama, en medio de la batalla climática de la que dependerá el futuro de la galaxia. El tener a estos ositos haciendo sus graciosadas, elimina toda la tensión, y en parte, la importancia del momento que debería ser el culminante de toda la saga de Star Wars. Por esto, una vez que finalmente termina la batalla, es realmente difícil darle seriedad a lo que pasó y uno se queda con la sensación de que debería haber algo más.

Ewoks en La guerra de las galaxias: Episodio VI - El regreso del Jedi

Esto es lo que querían todos para el desenlace de Star Wars, ¿verdad?

En “El regreso del Jedi” se intenta imitar el éxito de la gran revelación de “El imperio contraataca”, explicándonos que Luke y Leia son hermanos. Y esto lo digo así como así, aventándome el spoiler, porque esta información tiene poco o nulo impacto en la historia. ¿Que si falla Luke ahora la responsabilidad recae sobre Leia? ¿Cuándo no la tuvo? La responsabilidad la tenía Leia desde antes de que Luke supiera lo que era un Jedi, cuando él dedicaba sus días a limpiar ductos de ventilación en un desierto. Una vez que se revela que el protagonista y antagonista de la saga tienen un lazo tan cercano, el querer brindarle el mismo lazo a dos de los protagonistas, quienes ya tenían una relación cercana desde dos películas atrás, es inútil, y todo el drama que le quiere atribuir el “Episodio VI” a este concepto resulta de lo más forzado.

Leia en La guerra de las galaxias: Episodio VI - El regreso del Jedi

“Oye, Luke, tu historia de que somos hermanos está muy interesante… pero, ¿sí eres consciente de que independientemente de todo nosotros siempre hemos sido cercanos como hermanos, yo siempre he sido líder de la rebelión, y esto lo único que cambia es que ahora tenga algo más en la cabeza que me distraiga en nuestra misión?”

Star Wars: Episode VI – Return of the Jedi, es una película de acción, fantasía y aventura entretenida, pero no el cierre a la épica saga de “la Guerra de las Galaxias” que se esperaba, por lo que se queda con tres marmotas esponjositas, curiositas y graciosas, que no tienen nada que hacer en el momento climático de una película, de cinco.

Tres marmotas

 


Déjanos un comentario a travéz de facebook