“… y entonces matamos a quien se interponga ante mis ideales, se acaba la guerra y llega la paz. Fin” —Diana Prince.

Poster de Mujer Maravilla

Reseña de Wonder Woman (Mujer Maravilla) de Patty Jenkins

Diana (Gal Gadot) es una joven amazona que vive feliz en la isla de Themyscira, suponiendo que la felicidad sea el vivir bajo la tiranía de tu madre y reina quien ha decidido que tiene el derecho de controlar hasta tu itinerario personal…

Hipolita en Mujer Maravilla

“Diana, esta isla está protegida del resto del mundo y en ella puedes hacer lo que quieras… mientras lo que quieras se alinee a la perfección con lo que yo diga, porque esta es una monarquía y aquí se hace lo que digo yo.”

Afortunadamente para ella (y desafortunadamente para todos los demás) el avión del capitán Steve Trevor (Chris Pine), un…veamos… un agente estadounidense que trabaja para los británicos infiltrado con los alemanes… o algo así. El punto es que Steve llega a la orilla de Themyscira, perseguido por soldados germanos, y de esta forma las amazonas aprenden de la amenaza de La Gran Guerra, y que las balas matan aunque seas una semidiosa de 500 años de edad.

Ante esta amenaza que únicamente pudo haber sido orquestada por Ares, porque él es el dios de la guerra y se le puede culpar de cualquier conflicto sin necesidad de pruebas, testigos, causas probables, restos de ADN, y todos esos elementos de los que las habitantes de Themyscira no saben absolutamente nada, Diana decide tomar acción, salir al mundo y terminar con la madre de todas las guerras, así como con el concepto de conflicto humano mismo, de la forma más razonable y sensata posible, matando a un montón de gente hasta llegar con Ares, para matarlo también.

Diana en Mujer Maravilla

“Les traigo paz… y muerte al que se ponga en mi camino… pero sobre todo, paz, ¡regocíjense!”

Wonder Woman es fílmica y narrativamente excelente: Tiene una historia clara y concisa, personajes con motivaciones bien justificadas, cuyas escenas y diálogos refuerzan tanto el carácter del personaje como la historia misma. Las actuaciones de Gadot y Pine son fantásticas, la música es maravillosa y los efectos visuales muy vistosos.

De hecho, “Mujer Maravilla” tiene la mejor escena romántica de cualquier película de super héroes. ¡¿Dije película de super héroes?! ¡Tiene una de las mejores escenas románticas que he visto, incluyendo filmes de romance!

Es una escena corta, de unos 30 segundos de duración, en la que Diana y Steve entran a una habitación. No dicen nada, simplemente se comunican con la mirada, miradas que limitan entre la timidez y el deseo. Sin necesidad de palabras, ambos expresan sus anhelos, se comunican lo inevitable de lo que está a punto de ocurrir.

Es una escena sutil, a la vez que apasionada, lo que le confiere muchísimo impacto.

Escena romántica en Mujer Maravilla

Todo mundo habla de lo revolucionaria que es esta película porque la protagonista es mujer, pero lo verdaderamente relevante para el género es esta escena que crea un nuevo estándar de romance en películas de superhéroes.

Y hablando de impacto, las escenas de pelea son intensas y sólidas, obvia influencia de Zack Snyder, el director de la película 300, y aquí guionista y productor. Es claro que el estilo de pelea de los espartanos le queda de maravilla a las amazonas.

Sin embargo, la película no es perfecta, y su mayor imperfección radica en que el personaje de Diana, Wonder Woman, es demasiado perfecto…

¡¿What?!

Piensen en una historia heróica promedio, digamos, Star Wars (yo se que siempre la pongo como ejemplo, pero es una historia tan estereotípica que resulta ideal para comparaciones). Luke Skywalker comienza siendo un común granjero que colecta moho que crece en ductos de aire en un planeta desértico (nada más común que eso, ¿verdad?), quien recibe una llamada para la aventura, se adentra en un mundo de conspiraciones espaciales y guerreros legendarios y termina salvando el mundo.

La gran mayoría de historias de héroes son así, comienzan con una persona normal quien crece gracias a las adversidades que le pone en frente la trama y termina salvando el mundo.

Bueno, Diana comienza siendo esta poderosa y moralmente intachable semidiosa, y termina siendo… una moralmente intachable y poderosa semidiosa. Sí, la vemos aprender acerca del mundo de los mortales, pero éste no tiene el suficiente impacto en ella como para meritar un cambio en su persona, comienza siendo perfecta y termina siendo perfecta también.

¿Y qué tiene esto de malo? Que los espectadores no somos perfectos, y es difícil crear empatía, un lazo emocional, con un ser tan absoluto, tan inhumano.

De hecho, es hasta gracioso, pero los dioses griegos en los que se basa la historia de Wonder Woman (si por “basar” entendemos destruir y re-escribir por completo su mitología), son mucho más imperfectos, más humanos que ella: Los dioses griegos estaban llenos de envidias, celos, inseguridades, conflictos. Diana, Diana es pura voluntad, amor y honradez.

Diana en Mujer Maravilla

“No olvides mencionar que también soy sabia, políglota, inteligente, bondadosa, hermosa, elegante, y sobre todo, muy, pero muy humilde”

Sin embargo, eso no es culpa de Patty Jenkins quien hizo todo lo que pudo con un personaje que ella no creó, ¡y vaya que consiguió mucho! Porque, de hecho, Wonder Woman es una película buena, muy buena, sólo le falta ese elemento más humano que la haga trascender, por lo que se lleva 4 marmotas portadoras de un lazo de la verdad de 5.

04 marmotas

 


Déjanos un comentario a travéz de facebook